Marte está de moda

Marte está de moda. Que si la película de Ridley Scott, que si el libro de la película, que si han descubierto agua líquida en Marte, que si Elon Musk quiere terraformarlo a base de petardazos termonucleares, que si el roborcillo ese de las ruedas que tienen ahí arriba nos envía selfies de vez en cuando, que si ya hay fecha prevista para enviar astronautas… o por no hablar del grupito de suicidas que pretenden instalarse allí en unos años como quien se muda al apartamento de Torrevieja… vamos, que parecía que estas cosas eran interés de los cuatro frikazos de siempre y ahora mires donde mires y vayas donde vayas: Marte, Marte, Marte.

Pues para no ser menos, aquí también toca hablar de Marte, pero de un suceso menos conocido que ocurrió probablemente antes de que tú nacieras: en el año 1971, la por entonces Unión Soviética, en sus ansias por ser la primera en todo en lo referente al espacio, consiguió posar con éxito una rudimentaria sonda espacial sobre la superficie marciana, la cual funcionó durante menos de un minuto antes de enmudecer para siempre. La llamaron MARS-3 porque antes de eso los soviéticos lo habían intentado dos veces más (una se perdió en el espacio y la otra se estampó contra el planeta), pero como a la tercera va la vencida, esta vez sí que salió bien y consiguieron sacar una foto desde la superficie que en realidad no fue mas que ruido blanco, o al menos eso es lo que se ve.

Pues bien, tras posarse y sacar la foto, la nave se quedó mudita del todo. Nada. Ni una señal. Ni un hola qué tal. Nada de nada. ¿Qué hizo y qué vio? Ni idea. Y así sigue hasta el día de hoy, sin decir ni pío. Misterio total.

Vamos a suponer que la nave sí dejó de trasmitir pero no dejó de funcionar y de captar imágenes. Además, llevaba un pequeño rover explorador el cual nunca sabremos si llegó a ponerse en marcha o no.

Vayamos más lejos: supongamos que es el año 2038 y el ser humano ya ha puesto pie de sobra en Marte (mucho suponer es eso), y ha decidido visitar aquella nave de años atrás para ver su estado y ver porqué dejó repentinamente de enviar señales…

Bienvenidos a la arqueología espacial. Pasen y vean:

Comparte estoShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+